El Clip de la Semana

domingo, 22 de abril de 2012

Beverley Craven - Promise Me

Qué tal estimados/as! Al fin he vuelto, soy DJ Empire tras un receso. Por ahora voy con una linda canción de la tiendita noventera. El pop de piano es uno de los estilos más simples, al igual que las canciones con guitarra acústica, cualidad que nos permite apreciar la emotividad de quien interpreta. No es sencillo pegar en las radios con una canción a piano y voz, la clave de esto es una melodía que sea recordable y una voz que llene gratamente ese espacio, tal como lo hizo la autora del hit de la semana. DJ Empire trae a Beverley Craven y su single Promise Me

Beverley Craven nació en Colombo, Sri Lanka, un 28 de Julio de 1963, mientras su padre trabajaba para Kodak en el país asiático. Dos años más tarde la familia volvió a Hertfordshire, Inglaterra, donde Beverley tomó clases de piano a los siete años, motivada por su madre que era violinista clásica. Tras terminar el colegio, la cantante entró a estudiar en la Escuela de Artes, donde tocó junto a unas bandas en pubs de Londres y comenzó a escribir canciones. En paralelo con la música, Beverley también se dedicó a la natación en su adolescencia, compitiendo en torneos locales y nacionales en el Reino Unido. Volviendo a lo musical, ella no compraría su primer disco sino hasta los 15 años, empezando a adquirir una discoteca compuesta por álbumes de Elton John, Judi Tzuke, Stevie Wonder y Kate Bush; todos ellos influenciaron a Beverley en su estilo. A los 18 años esta cantante deja el colegio y la casa, y tras varios intentos fallidos de tocar con una banda, decide armarse de su piano y componer sus canciones, a los 22. 

A fines de 1988 Beverley Craven viajó a Los Angeles para trabajar con reputados compositores y capacitarse en su oficio de cantar en bares y restaurants. La experiencia fue "improductiva" para ella, prefiriendo escribir en solitario, opción que mantiene hasta ahora. Nuevamente en Los Angeles, Beverley hizo su primer intento de grabar su debut discográfico, bajo la atención de Stewart Levine, productor conocido por trabajar con artistas como Simply Red, Boy George y Joe Cocker. La cantante sintió que el profesionalismo de la grabación no captó su espíritu ingenuo, por lo que decidió grabar con Paul Samwell-Smith, productor de artistas como Cat Stevens, Carly Simon y All About Eve

Tras esto, Beverley consigue grabar y lanzar en 1990 su debut homónimo, vía Epic Records, sello para el cual firmó en 1988. Inicialmente no tuvo mucho éxito comercial, empezando por la canción Promise Me, que no salió en los rankings. En 1991 cambió la situación, con el relanzamiento del single Promise Me, una sencilla balada de piano. Este segundo aire hizo que el single estuviera entre los Top 10 británicos, elevando al álbum al #3 del ranking del UK, permaneciendo por más de un año en las listas y dándole el status de Doble Platino por ventas superiores a 1.2 millones de copias. Se lanzaron otros singles, como Holding On y Woman to Woman, que si bien fueron menos exitosos, ayudaron a mantener el buen momento por el que Beverley estaba pasando. Para coronar ese momento, la cantante se presentó en los BRIT Awards 1992, con ocho meses de embarazo. En la ceremonia, ella estaba nominada a tres categorías y ganó el Premio a Mejor Artista Revelación. Poco menos de un mes después, nació la primera hija de Beverley, Mollie. En 1993, Beverley se casó con el cantautor británico Colin Campsie, a quien conoció en 1991. 

Durante 1992, Beverley Craven estuvo disfrutando de su maternidad, etapa que le dio inspiración para grabar su segundo álbum, Love Scenes, producido por Paul Samwell-Smith. El disco se lanzó en Septiembre de 1993, y aunque rankeó en el #4 de las listas del UK, fue menos exitoso que el debut, estando sólo 13 semanas en el chart. Ese mismo 1993, Beverley se embarcó en un tour de 12 fechas, y en la Navidad de ese año se presentó en el Royal Albert Hall, en un concierto que agotó sus entradas. Tras esto, la cantante dio a luz a dos niñas más, Brenna (1995) y Connie (1996), y se tomó un receso de cinco años, el cual rompió en 1999 con el lanzamiento de su tercer disco, Mixed Emotions, producido por ella por primera vez y grabado en su estudio. El álbum sólo llegó al #46 de las listas y estuvo por dos semanas en el UK. El single I Miss You sólo se lanzó como promocional, y el sello se negó a distribuirlo comercialmente. Tras finalizar la gira de Mixed Emotions, Beverley terminó el contrato con Epic Records y se retiró de la música por un tiempo indefinido, para cuidar de sus hijas. Pero antes de iniciar ese retiro, la cantante colaboró con Alan Parsons para la canción The Very Last Time, incluida en su disco The Time Machine

Es 2004 y Epic Records lanzó un compilado, The Very Best of Beverley Craven, para el cual la cantante volvió de su receso con el objetivo de promocionar ese disco, haciendo un puñado de presentaciones en vivo. Pero poco después, se le diagnosticó un cáncer mamario, para el cual se sometió a un tratamiento. Cuando le dieron el alta médica, regresó a la escena en 2006, embarcándose en más giras durante los siguientes años. En 2009 Beverley lanzó su cuarto álbum, Close to Home, el primero en diez años, totalmente escrito y producido por ella. Fue lanzado vía Campsie Music, su propio sello, e inicialmente lo vendió en sus conciertos y vía website. Más tarde expandió los canales de distribución para el disco, para tiendas digitales y comercio online. Un single se lanzó vía online, Rainbows, que contó con un videoclip. 

Lo más reciente de Beverley Craven es un DVD de 2010, Live in Concert, y un libro de canciones lanzado ese año, que incluye las que aparecen en sus cuatro álbumes. Y en 2011 Sony editó Promise Me: The Best of Beverley Craven. Por ahora la cantante trabaja en una autobiografía, y ya está separada de Colin Campsie, quien es padre de sus tres niñas. 

Promise Me es una canción escrita por Beverley Craven para su álbum debut homónimo de 1990, producida por Paul Samwell-Smith y lanzada como single en formatos 7", 12" y CD Single. Aunque falló en aparecer en los charts en 1990, la exposición del single en la TV británica y en las giras le dio un segundo aire, ingresando a los rankings en 1991, el mismo año de su lanzamiento en EE.UU. Las ubicaciones para Promise Me: #3 en el UK Singles Chart, #7 en Irlanda, #6 en Francia y #8 en Holanda. En Francia, el single vendió alrededor de 125.000 copias, recibiendo certificación de Disco de Plata

De seguro que les suena ese piano de la canción, si logran retroceder a comienzos de los 90's. Este single es una demostración de que no es necesario un gran acompañamiento para armar una composición, como bien le pasó a su intérprete, quien se las arregló sola al no encontrar músicos para una banda. DJ Empire trae los links a quien fuera una promesa musical noventera, que trajo romanticismo e ingenuidad que tanto faltan en estos tiempos. Con ustedes, Beverley Craven...  



Y bien, es el regreso de DJ Empire al Museo, con una voz de la tiendita noventera. La próxima semana, DJ Candidato vuelve a este local para actualizarles con la historia de alguien que creíamos perdido o perdida en el olvido, tras brillar con ese hit. Hasta el próximo One Hit Wonder.